EL PRIISTA JUAN VERGARA FERNÁNDEZ FIJA POSTURA ANTE LO QUE LLAMAN EN HUAUCHINANGO DEDAZO E IMPOSICIÓN DEL CANDIDATO DEL PRI A LA PRESIDENCIA MUNICIPAL. ASEGURA QUE NO SE VA DEL PRI Y QUE LA FUNDACIÓN VERGARA SIGUE CON SU VISIÓN DE TRABAJO.

Advertisements

LA OPINIÓN DE JULIO MEJÍA

JULIO MEJIA

Carta escrita por el C. Julio Mejía
Para el C.P. Juan Vergara Fernández

Adiós Juan… y Gracias.

Gracias por haberme dejado ver y conocer a un triunfador, un triunfador empresario Huauchinanguense que nos quiso enseñar que aquí hay muchos triunfadores también, que con luchar un poco más y creer en nosotros, nos levantaríamos a seguir a los triunfadores en lugar de quedarnos sentados viéndolos pasar.

Gracias por intentar tener progreso y bienestar para todos. Gracias por querernos despertar y sacudir para decirnos que podemos quitarnos la bota del cuello, de aquellos que dictan las órdenes desde la capital, que representan a un partido que parece podrido desde siempre y corrupto por naturaleza, que podemos gobernarnos nosotros mismos y no gobernar a Huauchi los que ni siquiera son de Huauchi. Luchaste y trabajaste con limpieza, con honradez… y he aquí el resultado.

Gracias por la ilusión que nos transmitiste, de que pudimos ser una ciudad turística y de empresas, de que pudimos igualarnos a las grandes y cultas ciudades… pero no quisimos, nuestro conformismo y nuestro silencio fue más fuerte. Preferimos seguir dominados por los busca huesos y sus eternos bufones, sus lámeselas, sus levanta-cacas. Representados por los mismos corruptos, por los mismos vicios, por los mismos mentirosos y su séquito de serviles, esperanzados en recoger las moronas que les tiren al suelo para inclinarse a levantarlas y presumirlas todavía, con sus risotadas burlonas y esas risas tontas que identifican plenamente a los idiotas amenazantes.

Adiós Juan… seguramente tú, te irás de aquí, a seguir con tus triunfos y digo a seguir con tus triunfos porque tú, nunca perdiste… los que perdimos fuimos los huauchis.

¿Qué nos pasa señores? ¿Qué nos pasó priístas? ¿Deberás nuestro partido apesta y se corrompe o somos nosotros los corruptos y traicioneros?

Dejo en el aire, ésta pregunta y también el chaleco para el que le acomode.

Y a ti Juan… Deberás Gracias…

Hasta Siempre.