GANA PRI EN HUAUCHINANGO EN MEDIO DE SEÑALAMIENTOS DE COMPRA DE VOTOS, ACARREO DE GENTE E INTIMIDACIONES

ELECCIONES PLAGADAS DE IRREGULARIDADES

• “SE APROVECHAN DEL HAMBRE DE LA GENTE QUE POR 300 PESOS VENDEN SU VOTO”: DICE REPRESENTANTE DE LA IZQUIERDA.

Por: Javier Puga Martínez

Sierra Norte, Puebla. Julio 2012.-En el Distrito 01, con cabecera en el municipio de Huauchinango, la candidata del PRI Laura Guadalupe Vargas Vargas tenía la delantera en la contienda electoral de este domingo. De acuerdo con algunas encuestas de salida, la priista tenía una ventaja cercana a los 10 puntos por encima del candidato de Acción Nacional, Carlos Martínez Amador.

De confirmarse este día la tendencia irreversible de esa ventaja, la hija del secretario de Seguridad Pública del estado, Ardelio Vargas Fosado, llegaría a la Cámara de Diputados en medio de cuestionamientos por la compra de votos en todo el distrito, además de realizar práctica como acarreo de electores e intimidaciones por medio de agentes de la Policía Estatal.

Por lo pronto, la joven festejó en Xicotepec de Juárez –lugar de origen de su familia-, a las 10 de la noche en medio de loas y porras por el virtual triunfo, esto a pesar de la tormenta que cayó en la Sierra Norte de Puebla.

Las irregularidades en el Distrito 01 comenzaron desde temprana hora, con la instalación tardía de las casillas; le siguieron los señalamientos por acarreo de votantes a media mañana, y luego compra de votos a lo largo del día particularmente en Xicotepec.

Para el Consejo Distrital del IFE no hubo ningún señalamiento grave que pusiera en riesgo la elección; sólo se registraron “incidentes menores” que no resultaron “mayor problema”.

Los consejeros se negaron a proporcionar información alguna sobre las denuncias por delitos electorales que recibieron.

A la prensa la enviaron a preguntar al módulo de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), ubicado en el zócalo de Huauchinango pero los agentes que se pasaron la mayor parte de la jornada electoral sentados, comiendo y platicando entre ellos se negaron a proporcionar cualquier información. “Pregunta en Puebla, allá que te informen”, respondió uno de ellos.

En las inmediaciones de la casilla 621 Básica, en la colonia Vima, llegaron dos camiones de la línea Autobuses Unidos de la Sierra, números 265 y 310; de ellos descendieron unas 80 personas, todos indígenas de la comunidad de Tlalcoyunga, ubicada a más de 20 kilómetros de distancia. Desde esta localidad se trasladaron hasta Huauchinango para votar.

Los habitantes de Tlalcoyunga, entrevistados al respecto, visiblemente nerviosos, afirmaron que ellos pagaron el alquiler de su camión para ser trasladados desde su comunidad hasta la casilla, en un viaje de casi una hora.

De acuerdo con el coordinador general del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Salvador Carreto González, esta acción fue parte del “fraude” que organizó el PRI en esta región del estado para imponer a la candidata Laura Guadalupe Vargas Vargas, hija del secretario de Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado.

Detalló que tanto el PAN como el PRI obligaron a sus representantes de casilla a vestir playeras azules y rojas, respectivamente, con su respectivo logo de su partido, lo que contraviene la ley electoral.

En la casilla de la sección 603 Básica el presidente de la casilla fue Teófilo Arenas, pero este hombre también es el creador de toda la estructura del Partido Nueva Alianza en el Distrito 1.

Destacó que las izquierdas no confían en la representación del IFE, que no ha actuado en contra del PRI a pesar de éstas y otras denuncias, pues tan sólo en la semana anterior hubo reparto de despensas y de dinero, en diferentes comunidades indígenas del distrito.
Mencionó que en la comunidad de Cuautepec del municipio de Tlacuilotepec, en la sección 2217, el señor Froylán Vargas Santos presuntamente repartió dinero a quienes votaron por los candidatos del PRI.

A estos mismos señalamientos se sumó el PAN, a través del vocero Francisco Lechuga, quien agregó que ésta fue una campaña de intimidación, debido a la excesiva presencia de policías estatales bajo las órdenes de Ardelio Vargas, así como de militares.
ENTRE FIESTA INFANTIL Y TORTAS

En la calle Francisco Márquez a la altura del número 40 en la colonia Santa Dora de Huauchinango, una casa tenía globos y decoraciones simulando una fiesta infantil. Ahí el acceso era restringido por un grupo de hombres que custodiaban la entrada, la cual estaba cubierta con mantas, al igual que las ventanas que impedían mirar hacia el interior.

Sin embargo, con el intenso entrar y salir de personas se pudo observar que en el interior estaban varios operadores priistas, junto con líderes seccionales del PRI. Afuera de la vivienda estaban estacionados varios autos que tenían colocada la propaganda de la candidata Guadalupe Vargas.

Las personas que salían llevaban un sobre doblado en la mano, mismo que ocultaron inmediatamente cuando advirtieron la presencia de la prensa en ese lugar.
Algo similar ocurrió en el municipio de Xicotepec de Juárez, donde los operadores del PRI citaron a quienes votaron por los candidatos de ese partido a una tortería y fuente de sodas, propiedad del ex presidente municipal Benito Ánimas Arellano, donde además del desayuno también se entregaba una cantidad de dinero, según lo denunciaron los representantes de casilla del PRD y PT.

Sin embargo, agregaron que conforme avanzó la jornada electoral “la compra de votos se volvió más descarada, en pleno centro estaban pagando dinero a quienes votaron por el PRI como si estuvieran comprando mercancía”, relataron los representantes de casilla.

Una camioneta marca Ford modelo Lobo, color negra con placas SJ-41865, fue señalada por los integrantes de la izquierda como la responsable de comprar votos en diferentes comunidades de Xicotepec.

Sin embargo, a pesar de la compra de votos, las posibilidad es de ganar la diputación federal caían en el candidato del PAN, Carlos Martínez Amador, debido a los enconos que provocó Guadalupe Vargas Vargas, de quien aseguran fue impuesta por su padre, Ardelio Vargas.

La candidata del PRI votó en la casilla especial instalada en Xicotepec, sobre la carretera México-Tuxpan, ya que su credencial de elector no la registraba como residente de alguno de los municipios del distrito.
VOTOS CON CELULAR

Otra táctica que detectaron los representantes del PT y del PRD en Xicotepec, en Venustiano Carranza y en Francisco Z. Mena fue la entrega de teléfonos celulares a los electores, para que fotografiaran sus boletas tachadas a favor del PRI. A cambio de su voto se les entregaban 300 pesos.

“El PRI sigue lucrando con el hambre de la gente, con las necesidades. La gente tiene tanta necesidad de un ingreso que por 300 pesos puede vender su dignidad como ciudadanos”, comentó un representante de casilla que lamentó que los teléfonos de la Fepade no funcionaran ni que los agentes de esta dependencia de la PGR no pudieran moverse de sus cómodas sillas en Huauchinango, para investigar la compra de votos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s